a
  >  Alimentación   >  Por qué evitar el consumo de azúcar en los niños

Por qué evitar el consumo de azúcar en los niños

Los niños nacen con una predisposición biológica por los alimentos con sabor dulce, un menor interés por lo ácido y una tendencia a evitar lo que sea salado y amargo.

El período de alimentación complementaria, (que se inicia a los seis meses de vida del bebé) es, «una ventana temporal crítica» en la que se definen los hábitos alimenticios que acompañarán a los niños el resto de su vida, -según explica el doctor Ángel Gil, catedrático del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Granada-. Por eso el experto insiste en la necesidad de cuidar la manera en la que se introducen los alimentos en la dieta de los bebés.

«Es importarle educarle en la diversidad de sabores de alimentos naturales, sin azúcar ni sal, pues esto hará que cuando crezca acepte mejor consumir verduras, frutas, cereales de grano entero y pescado, en lugar de tener un mayor interés por los alimentos ricos en azúcares y en sal.»- señala.

Ante la evidencia de sus consecuencias negativas para la salud, la Organización Mundial de la Salud recomienda limitar el consumo de azúcar a menos del 10% de la ingesta calórica total.

Problemas de salud que puede ocasionar el abuso de productos azucarados
  • En niños muy pequeños el consumo excesivo de azúcar produce intranquilidad, nerviosismo, falta de concentración y pérdida de sueño y de apetito.
  • El cerebro de los niños que consumen azúcar en exceso puede presentar alteraciones perjudiciales en las zonas que tienen que ver con el comportamiento: percepción, motivación, emociones y la recompensa. Esto se debe a que el  azúcar incrementa los niveles de dopamina.
  • Según los resultados de estudios realizados con niños obesos, (con una dieta sin azúcar añadido durante nueve días), todos  mejoraron sus marcadores de glucosa, insulina, colesterol en la sangre y tensión arterial.
  • Beber una lata de gaseosa o jugo azucarado al día incrementa en un 50% la posibilidad de tener pre-diabetes. Tomar una lata menos de gaseosa al día puede contribuir a la disminución en un 25% de la posibilidad de desarrollar diabetes tipo 2.
  • El azúcar es el enemigo número uno de los dientes, puesto que en la boca se transforma en ácidos, los cuales pueden atacar los dientes, dañando la placa y produciendo caries. La caries, a su vez, puede llevar a la pérdida del esmalte y la caída de los dientes.
  • Si al consumo de dulces unimos la vida sedentaria, se incrementa desde edades tempranas el riesgo cardiovascular.
  • La ingesta abusiva de azúcar conlleva la pérdida de calcio y vitaminas del grupo B.
Consejos prácticos para evitar dar azúcar a tus niños
  • Considera NO agregarle azúcar a ninguno de los alimentos de tus bebés si tienen menos de 1 año.
  • No le agregues azúcar a las frutas ni a las preparaciones de tu bebé, el inicio de la alimentación complementaria es más bien el momento de ponerlos en contacto con los deliciosos sabores naturales de los alimentos. ¡Los gustos se aprenden!
  • Revisa la lista de ingredientes de los alimentos para asegurarte de que los productos que les des realmente no contengan azúcar y sean naturales.
  • Si tu bebé tiene más de 2 años, puedes ir dándole ciertas libertades en el consumo de alimentos, pero procurando siempre que en la lista de ingredientes el azúcar no sea uno de los ingredientes principales.

La educación nutricional «en sabores naturales» es fundamental pues, como señala el Dr. Gil, si al niño se le da a probar un abanico amplio de verduras, frutas y alimentos desde los seis meses a los dos años estará mucho más preparado como adulto a llevar una alimentación saludable y variada.

En Baby organicos, todos nuestros productos son libres de azúcares añadidas (únicamente contienen las azúcares naturalmente presentes en los alimentos)

Conoce más sobre nuestros Smoothies, deliciosas combinaciones de frutas orgánicas sin azúcar añadida aquí: https://babyorganicselsalvador.com/tienda/smoothies-organicos/

Post a Comment